Descubre el lenguaje de los cubiertos

Categories: Montajes y proyectos, Productos

¿Quién no ha ido de boda, comunión o bautizo? ¿O incluso a una cena de empresa? Más allá de la fiesta, la celebración o la compañía, cuando llega el momento de tomar asiento, empiezan las dudas, empiezan los sudores frío por saber qué cubiertos coger, qué pan es el de cada comensal, incluso, hay quién se pregunta ¿para qué tantos tenedores y cuchillo? Pues bien, es momento de conocer el lenguaje de los cubiertos, una forma sencilla de mostrar una opinión a cerca del menú que se acaba de degustar. Y es que, cada posición tiene un significado, y dentro de la cubertería, cada uno sirve para comer un plato diferente.

A continuación puedes ver como disponer una mesa, con sus diferentes cubiertos y cristalería, así como plato para el pan, etc. Toma nota, y recuerda que, siempre se han de coger los cubiertos de fuera a dentro, y siguiendo esta norma, siempre se sirve antes el pescado que la carne.

colocación de los cubiertos en la mesa

Fuente: culturainquieta.com

Ahora que ya sabes cómo se dispone una mesa para cualquier evento o celebración, es el momento de pasar a la acción. Llegan los platos, los invitados van comiendo y…¿cómo se deben dejar los cubiertos durante el servicio? Aquí entra en juego el lenguaje de los cubiertos, una forma sencilla y educada de transmitir al camarero y por ende, al salón, si los platos han sido de nuestro agrado o no.

El lenguaje de los cubiertos, ese gran desconocido

La forma de disponer los cubiertos sobre el plato son muy variadas y cada una indica una opinión diferente. Por tanto, tened en cuenta la importancia del lenguaje de los cubiertos, una forma educada y protocolaria de actuar ante cualquier invitación que recibamos.

1. Pausa

Durante el primer o segundo plato, si quieres tomarte una pausa, debes dejar los cubiertos encima del plato en forma de triángulo, formando un ángulo de 90º o al menos, en pico. De esta forma, indicamos al camarero que estamos realizando una pausa y todavía no hemos finalizado con ese plato. Éste deberá esperar y no realizar la típica pregunta de “¿Ha terminado ya?, ¿Puedo retirarle el plato?”.

2. Siguiente plato

Si deseas solicitar el siguiente plato, debes dejar los cubiertos sobre el plato en forma de cruz, con el tenedor en posición vertical y el cuchillo atravesándolo en perpendicular.

3. ¡Excelente!

Si has quedado contento y satisfecho con el plato que te han servido, agradece la labor a cocina dejando los cubiertos sobre el plato en paralelo entre ellos y los mangos de los cubiertos mirando hacia el lado izquierdo.

4. He terminado

Cuando ya no puedes más y consideras que ha terminado, debes dejar los cubiertos sobre el plato en paralelo entre ellos y perpendicular con respecto al borde de la mesa, con el mango en la parte inferior. Una forma fácil y sencilla para indicar al camarero que puede retirar tu servicio.

5. No me ha gustado

Suele pasar que hay paladares cuyos cocinados no son de su agrado, por ello, si no te ha gustado, la mejor opción es dejar los cubiertos igual que en la Pausa pero metiendo la punta del cuchillo en los dientes del tenedor. Algo sutil, no se trata de atrancar los cubiertos.

lenguaje de los cubiertos

¿Has tomado nota? Recuerda que puede ser relevante y de gran ayuda para mejorar el servicio y la cocina y por tanto, ayudar a crecer al restaurante/salón si ponemos en practica el lenguaje de los cubiertos. Una practica cada vez más usada cargada de información para los verdaderos entendidos. ¡Ah! Y no olvides el detalle de invitado que suele darse en estas ocasiones

 

Comments are closed.